MISCELÁNEA


Relojes "raros"

Por David "el gnomon"

En la última reunión anual de la GCG*, a la que fueron invitados trasgos, ninfas, hadas y otros duendes, y en la que participé como representante de mi colonia, presenté una propuesta para que, desde nuestro pequeño mundo, veláramos por el enaltecimiento y el cuidado de esos objetos que los humanos han logrado construir a lo largo de siglos y que han servido, y aún nos sirven a muchos, para saber cuánto hace que ha salido el Sol o cuánto queda para ponerse, eso sí, siempre que Nuberu, el espíritu de las nubes y la tempestad, nos permita su observación.

Naturalmente la propuesta fue aceptada inmediatamente por todos los asistentes y concretamos que la mejor forma de proteger esos pequeños artefactos podría ser catalogarlos y documentarlos, comprometiéndose, participantes e invitados, a facilitarme la localización e imágenes de aquellos que los humanos tienen dispuestos en sus edificios, predios o jardines, por citar algunos de los lugares por ellos frecuentados.

Como la mayoría de los asistentes habían oido hablar de los relojes de sol pero no sabían exactamente en qué consistían se los describí brevemente diciéndoles que solían estar trazados en piedra u otros materiales y que su trazado constaba de "unas líneas convergentes y una varilla con cuya sombra marcan la hora". Les pedí a todos que una vez los localizaran me enviaran una breve reseña de su ubicación y una fotografía o ilustración de su imagen que me la debían hacer llegar por nuestro tradicional medio, a lomos de gansos o lobos.

Han transcurrido unos meses desde entonces y mis primos de Madrid, Barcelona, Córdoba, El Cairo, Encinarejo y Ubeda, así como un meniñeiro galego y un puck, un trasgo europeo viajero, me han hecho llegar varias imágenes de lo que ellos han considerado que eran "relojes de sol", aunque a tenor del material recibido, sospecho que la somera descripción que les dí, más que orientarles, les debió causar confusión.

Sabiendo que este texto es leido por personas de indudable conocimiento gnomónico, abiertas además a nuevas experiencias y conocimientos procedentes de los más diversos campos, incluido el del mundo mágico-gnómico, me vais a permitir compartirlas con vosotros y proponeros un juego: Si no son relojes de sol, ¿qué son?.


Obsérvalos detenidamente y piensa qué clase de reloj pueden ser. Si no llegas a ninguna conclusión y quieres ver qué "oculta" cada imagen, pulsa sobre ella.


*Gran Comunidad Gnómica



























Este "reloj de sol" es en realidad el monumento a un torero, "El Yiyo", que se encuentra situado en los alrededores de la Plaza de las Ventas, de Madrid.

En él se puede leer:  "Murió un torero y nació un ángel".


volver

















Fuente pública que puede formar parte del mobiliario urbano de cualquier ciudad, como por ejemplo Córdoba


volver

















Mensaje publicitario nocturno de una bebida alcohólica en una parada de autobús de una gran ciudad, como puede ser Barcelona.


volver

















Quizás este monumento situado en una plaza de la población cordobesa de Encinarejo, sin saberlo, pretendió ser un reloj de sol y se quedó en homenaje a la literatura y al amor (?)


volver

















Esto sí que es lo menos parecido a un reloj de sol de todas las "equivocaciones" enviadas por los amigos de David:  Un libro de jardinería remitido por un meniñeiro gallego en el que aparece un rastrillo de jardinero.


volver

















Un gnomo egipcio confundió los rayos del dios solar  Atón, quien prodiga sus rayos hacia Amenofis y su esposa, con las líneas de un reloj.


volver

















El conocido logotipo de la compañía petrolífera Shell ha sido "confundido" en Hamburgo con un sonnenuhren alemán ¿Hay gente más atravesada que un puck viajero?


volver

















El detalle de un balcón en la ciudad de Ubeda, confundió a un gnomon "jaenero"


volver