Los relojes de sol de la Sierra de Aracena



Los bosques de castaños del Parque Natural, la Gruta de las Maravillas y una exquisita y variada gastronomía, con el jamón como eje vertebrador: estos podrían ser algunos de los grandes conceptos que el reduccionismo y la simplificación turística de masas tiende a realizar sobre los “productos” a ofrecer en venta al visitante de la Sierra de Aracena.

A ellos, les podríamos añadir otros, como el rico patrimonio monumental constituido por pueblos, castillos, iglesias, ermitas e incluso una mezquita.

Su especial situación, en el margen suroriental del Camino de la Plata, en el sur extremeño, al norte de la franja pirítica de Huelva y al oeste del resto del mundo –salvo el propio Algarve (al-Garb, el oeste, en árabe)- hacen que en este territorio se den unas peculiaridades propias como el habla, vestigio de los colonizadores leoneses del XV, la conservación de determinadas tradiciones y juegos populares, así como la proliferación de castillos e iglesias, construidas éstas últimas en su mayoría en la época del repoblamiento entre los siglos XVII y XVIII, que hacen que estemos posicionados ante un territorio muy especial.

Visita la Sierra de Aracena y descubre sus relojes de Sol

Y es precisamente en estas iglesias, y también sobre la fachada de algunos edificios, donde se conservan unos tesoros que el olvido, más que, en ocasiones, el empeño propio por conservar el patrimonio, ha logrado que perduren hasta nuestros días: Nos estamos refiriendo a una serie de relojes de sol que fueron generalmente realizados a la finalización de la construcción de la iglesia en la que se conservan y que son mudos testigos del paso del tiempo por el entorno en el que se asientan.

En la Comarca de la Sierra de Aracena, se han localizado un total de quince relojes de sol construidos entre los siglos XVII y XVIII, que aunque distanciados en el tiempo, con una separación temporal de 118 años entre el más antiguo y el más “moderno” de entre ellos, resultan de una factura similar a primera vista ya que casi todos tienen en común que son verticales con orientación meridional, que han sido confeccionados en mármol blanco de la comarca y que, menos en un caso, las líneas y numerales horarios se han dispuesto en semicírculo.



Puedes encontrar una completa información sobre todos ellos en la web de los relojes de sol onubenses

http://relojesdesolonubenses.blogspot.com/



En la edición nº 39 correspondiente al mes de junio de 2011, de la revista gnomónica Carpe Diem, puedes encontrar el artículo EL TIEMPO SERENO. Quince antiguos cuadrantes meridionales en la sierra de Aracena, en el que se ofrece un datallado análisis de todos ellos y en el que se comentan los relojes serranos desaparecidos y "suplantados" y se incluye una propuesta de itinerario gnomónico.