TORRE DEL RELOJ DE ESTEPONA


Los elementos que se alojan en las grandes torres que presidían las poblaciones -relojes solares y más tarde mecánicos e incluso mediante señales acústicas, campanas- se utilizaron en el pasado para la organización de las actividades de la población que las albergaban.

Dada su altura, e independientemente de su adscripción civil o eclesiástica, las "Torres de reloj" se constituyeron en referentes espaciales de una determinada zona e incluso en símbolo de la población en que se habían edificado. Así son conocidísimas la de Venecia, de 1496, la de Zaragoza, de 1504, el Big Ben de Londres, de 1859, o la más reciente torre de la estación de Atocha, en Madrid.

También en Andalucía las podemos encontrar en numerosas poblaciones como Pozo Alcón, Andújar, Arquillos, Peal de Becerro, Ubeda y Alcalá la Real, en Jaén, en esta última población con reloj astronómico incluido; En Chiclana, Arcos y Jerez de la Frontera y en Zahara de la Sierra, en Cádiz; En Serón y Dalías, en Almería. En Aguilar de la Frontera, en Córdoba, y en Málaga, en Archidona y en Estepona, por citar algunas.

Y es en esta última localidad donde con motivo de la restauración de su Torre del Reloj a finales de 2004, cuando se pusieron al descubierto los primeros vestigios de la antigua iglesia de Los Remedios, destrozada por el terremoto de Lisboa y los ataques de las fuerzas francesas en la Guerra de la Independencia. Asimismo durante las obras de acondicionamiento dirigidas por el arqueólogo Ildefonso Navarro Luengo, se localizaron otros elementos de la historia y la prehistoria de la localidad, entre ellas una cerámica del siglo XIII y una herramienta del paleolítico.

Pero lo más interesante, bajo nuestro punto de vista, ha sido el hallazgo, tras la retirada de las distintas capas que revestían la torre del siglo XVI, de dos relojes situados en su cara meridional. Se trata de dos coloristas ejemplares de los siglos XVII y XVIII, que en tiempos rigieron la vida del municipio. Uno de ellos tiene limbo semicircular y el otro rectangular.

Aunque los trabajos de recuperación, en los que ha participado el profesor de la Universidad de Málaga José Luis Díaz Lafuente, tenían una duración prevista de dos meses, el hallazgo de tanto material valioso hizo que la inauguración de las instalaciones rehabilitadas se retrasara en unos meses más de lo previsto, estando finalizados a comienzos de junio de 2005.

A continuación se muestra la imagen del cuadrante solar con limbo semicircular una vez rehabilitado y con el gnomon repuesto.

Las imágenes de los relojes de sol de la
Torre del Reloj de Estepona
han sido realizadas por José Luis Díaz Lafuente a quien
queremos agradecer desde estas líneas toda la información
que nos ha facilitado sin la cual no habría sido posible
este pequeño artículo.