El bifaz trignomon desubicado de Linares

Volver



El edificio que en la ciudad de Linares albergó en su día la Real Casa de la Munición, también conocida como “Casa de la Moneda”, se encuentra en uno de los espacios centrales de la localidad en la misma plaza del Ayuntamiento donde asimismo se localizan la Iglesia de Santa María la Mayor y el Pósito.

Se trata de un edificio gótico que fue rehabilitado en el siglo XVIII bajo el mandato del rey Carlos III en el que se instalaron unos hornos de reverbero para fabricar planchas y municiones de plomo y que hasta 1989 fue sede permanente de las minas de Arrayanes, explotadas por la Hacienda Real desde 1749 y directamente por el Estado desde 1829. Actualmente se encuentra la sede de la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

Fachada de las Reales Fábricas de Munición y Moneda

En el patio central del edificio se conserva un cuadrante bifaz de grandes dimensiones aunque algo alejado de las indiscretas miradas de los contribuyentes que acuden a las oficinas a resolver alguna cuestión con el fisco.

Vista general del reloj en el patio del edificio.



Descripción de la pieza gnomónica

La pieza está constituida por un prisma de piedra de base pentagonal irregular apoyado en una base paralelepipédica que presenta unas dimensiones máximas de 90 cm. de ancho, 84 cm. de alto y 21 cm. de fondo, siendo su grado de conservación bastante aceptable.

Nueva vista del cuadrante

En dos de sus caras mayores declinantes a poniente y levante unos 19,2 y 16,9 grados respectivamente, se han trazado sendos cuadrantes verticales inscritos en rectángulos elevados en la superficie del plano. En ambos trazados constan veneras para las enteras y las medias, éstas señaladas mediante un menor trazo que parte o alcanza el borde de lectura y con un punto entre los numerales.

En cuanto a las horas señaladas, mientras que en el declinante a levante figuran las líneas que trascurren desde las cinco de la mañana hasta las cinco de la tarde, en el declinante a poniente, sólo figuran la horas vespertinas, desde las 12 del mediodía hasta las siete de la tarde.

Esquema con las tres vistas del cuadrante

Fuera de los recuadros centrales aparecen los numerales en caracteres romanos, destacando en ambos el cuatro, con la grafía IIII. Entre los numerales se ha insistido en el marcado de las medias horas que son señaladas mediante un punto.

Comparativa de numerales romanos en cuadrantes declinantes a levante y poniente

No se aprecian sentencias, fechas ni otro indicio que apunte hacia la fecha de construcción de la pieza o su autor, aunque todo parece indicar que fue situado con motivo de la rehabilitación llevada a cabo en el siglo XVIII.

Conserva los dos gnómones para cada uno de los limbos más un tercero que está dispuesto sobre la arista común de ambos, que vendría a señalar sólo el paso del Sol por el meridiano, es decir el mediodía. Los dispositivos señaladores consisten en varilla polar y pie ortogonal realizados en una sola pieza que emerge del centro de su respectivo cuadrante se apoya en el correspondiente punto que consigue la alineación con el polo.

Disposición de los gnómones a diferente altura y detalle señalando el orificio que debió albergar el punto de origen del gnomon polar que señala el mediodía.

En el caso de la varilla central se muestra situada a una altura inferior a las otras, observándose por encima suyo y en la misma arista, un orificio que contendría su punto originario de partida, situándose actualmente este punto, precisamente en el de apoyo. Ello nos hace supone que en algún momento la varilla se estropeó y fue recolocada en su actual emplazamiento.



Una pieza "viajera"

Actualmente el reloj se expone en el patio principal de la “Casa de la Moneda”, apoyado sobre una peana constituida por una viga de hierro que sobresale del muro de sillares.

Resulta un tanto sorprendente que un cuadrante situado adyacente a un muro conste de dos limbos con las mencionadas declinaciones, lo que nos hizo pensar que este reloj no se encuentra actualmente en su ubicación originaria.

Tal hecho nos fue confirmado por un amable funcionario de la delegación de Hacienda quien nos informó que antes de la última reforma de rehabilitación del edificio, la pieza se situaba en un espacio cercano al actual, sobre el tejado. Gracias a la web personal de Francisco Miguel Merino Laguna(1), hemos podido localizar sendas imágenes que vendrían a corroborar tal circunstancia:

Cuadrante sobre tejado en esquina de edificio(2).

En la primera de ellas aparece situado en un extremo de un tejado apoyado sobre esquina del edificio en el que se aprecian los sillares y la hilera de ladrillos en espina de pez, lo que nos hace pensar que estaría situado en el extremo occidental del patio interior central, ya que en el exterior no existe tal disposición de ladrillos y además los sillares no presentan este fino acabado.

Cuadrante sobre tejado(3)

En una segunda imagen capturada desde un plano más elevado el cuadrante ya no se encuentra en el mismo lugar ya que su base no se alinea con la esquina, sino que se embute en el piso del tejado aunque encaso en su extremo final, situando su frente por estimación a unos escasos 30 cms. del mismo borde.

Sobre un plano del Catastro, hemos señalado la posible ubicación del cuadrante de Linares según se aprecia en las antiguas fotografías (puntos 1, en esquina, y 2 sobre el tejado) y el punto 3 en su ubicación actual.

Pero nos sigue asaltando la duda acerca de la ubicación original de la pieza. El argumento de la inutilidad de un cuadrante bifaz para una pared meridiana nos sigue valiendo para situarlo en las posiciones de las antiguas fotografías, convenientemente orientado al meridiano pero con ambos limbos declinantes: En este caso, ¿no hubiera bastado con hacer un reloj meridiano o todo lo más un bloque de meridiano y declinantes?.

Es por ello que analizando el plano que del edificio se nos ofrece en la página del Catastro, hemos podido determinar la que creemos fue su ubicación primitiva, el lugar para el que fue diseñado y en el que debió estar colocado antes de su peregrinaje por distintos lugar de la Real Fábrica.
Imagen en detalle obtenida del Catastro, con la posible ubicación original del cuadrante de la Casa de la Munición de Linares

Y es que en la parte adyacente a la calle Francos del edificio, en su extremo más meridional presenta una esquina con una angulación interior de 144,91º muy cercana a los 145,9º de la de la pieza gnomónica. Además el eje meridional sólo muestra un desvío con respecto al eje Norte-Sur de unos 7 grados hacia poniente.

De haber estado situado el reloj en ese punto, se habría podido realizar un doble error del gnomonista o por parte del cantero en cuanto a la diferencia de angulación entre planos de soporte y en cuanto al cálculo del meridiano de posible punto de exposición.

Imagen idealizada con la posible ubicación original del cuadrante de la Casa de la Munición de Linares (a partir de una foto de Antonio J.Cañones)


Conclusión

En todo caso, y aunque no sepamos determinar con exactitud la posición originaria del este cuadrante “viajero”, no cabe duda de que el reloj de sol bifronte y trignomon de la Casa de la Moneda de Linares es una pieza excepcional que, como hasta ahora, debe seguir siendo conservada en este edificio público y puesta en valor por las diferentes Administraciones Públicas con interés en Linares como el propio Ayuntamiento incluyéndolo como muestra interesante de la observación del tiempo en un tiempo pretérito que ha forjado la ciudad actual.

Vista del doble cuadrante

También por parte de la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, que aunque desde el 24/2/1997(4) inscribió la “Casa de la Munición” con carácter genérico en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, debería catalogar el cuadrante como bien de interés cultural con carácter específico de pieza gnomónica.

Por último los Institutos y centros educativos de la localidad podrían incluirlo como una muestra de ejemplo de los contenidos relativos a la Astronomía que aparecen mencionados en el currículo transversal de la E.S.O. asociado a las áreas de Física, Química, Biología y Geología y, conectadas a ellas, otras ciencias de naturaleza interdisciplinar como la Meteorología o la Ecología.

Sería de esta forma, mediante su puesta en valor desde diferentes ópticas, culturales, turísticas, patrimoniales, históricas y educativas, y desde diferentes ámbitos, municipal y autonómico, como aseguraríamos su pervivencia para el disfrute de generaciones futuras.

Esteban Martínez
Octubre de 2017

  Versión imprimible


Si deseas hacer algún comentario...

Subir



Agradecimientos

  • Al escultor linarense Alfonso González Palau, quien allá por 2003 me dio a conocer la existencia de este reloj cuya imagen desde entonces vengo compartiendo con todos los visitantes del sitio web www.relojandalusi.org.
  • Al profesor y arquitecto Carlos Esteve Secall y a Vicente J. Fernández Gallego, con quienes tuve el placer de visitar la Casa de la Munición y realizar comprobaciones in situ del reloj.
  • A Francisco Miguel Merino Laguna, ya que a través de su sitio web personal http://www.redjaen.es/francis/? hemos conocido sendas imágenes del cuadrante de la Casa de la Munición de Linares en anteriores ubicaciones.
  • Por último al director de la Administración de Hacienda de Linares quien el 15/09/2017 facilitó el acceso al patio de la restaurada Casa de la Munición y al empleado de la misma oficina que en igual fecha nos atendió amablemente y nos informó de algunas de las reformas llevadas a cabo en el edificio.

Subir




























(1) Con dirección en http://www.redjaen.es/francis/?. Este sitio se dedica a temática muy variada. Como en ella misma se indica se pueden encontrar 27.633 páginas y 104.336 imágenes, según datos de la consulta efectuada el 2/10/2017

Subir





(2) Imagen obtenida de la web de Francisco Miguel Merino Laguna.

Subir





(3) Ibid.

Subir





(4) Ver Boletín Oficial de la Junta de Andalucía de 16/6/1998.

Subir