MAGNOMONICA

OBSERVATORIOS, CONSTRUCCIONES E INSTRUMENTOS PRECOLOMBINOS: ISLA DE PASCUA, DISCO DEL SOL, INTIHUATANA

Entre las grandes construcciones americanas para la observación del cosmos y la determinación del paso del tiempo, destacan tres:
De un lado las enigmáticas construcciones megalíticas situadas en la Isla de Pascua o Rapa Nui, testigos mudos de una civilización que posiblemente las utilizara para la observación de acontecimientos planetarios o estelares.

De otro, y situado en la ciudad sagrada de los incas, Machu Picchu, encontramos el Intihuatana (el lugar donde se ata al sol), columna de piedra utilizada para el cálculo de las horas.

Asimismo en 1450 DC construyeron las llamadas torres del Sol, que son observatorios rudimentarios que permiten de una sencilla manera, aunque con gran precisión, la localización de los equinoccios y solsticios. Además, mediante la observación de fenómenos astronómicos, establecieron el calendario y realizaron en ellas funciones de culto.

Finalmente, el calendario Azteca, es una de las mejores muestras de la observación de los ciclos de la Luna y del Sol y su adaptación a los ciclos temporales terrestres. Con origen en la cultura olmeca, el calendario azteca compara los movimientos del Sol con los del planeta Venus y la constelación de las Pléyades.
De un diámetro de 3,50 mts. y de unas 25 toneladas de peso, el hoy conocido como Disco del Sol, se encuentra situado en el Museo Nacional de Antropología e Historia, en Chapultepec. Las alegorías y figuras en él representadas se encuentran distribuidas en las diversas áreas que lo conforman: un disco central y cuatro anillos concéntricos, en aquél, el Sol y en éstos, se simbolizan los días del calendario, los rayos de luz, las Pléyades y el resto de estrellas.